martes, 22 de marzo de 2011

Sabios y Universidades (02).

Vida de estudiante.
Mentira es, por lo que veo, el que las universidades sólo enseñan a los mozos la bebida, la inmoralidad y la mala habla.
Andzrej Sapkowski, "Narrenturm".

Una vez ya hemos hablado de clases y profesores, hablemos de estudiantes.

Los estudiantes universitarios siempre son varones, aunque corren rumores, probablemente desde hace siglos, de chicas disfrazadas para asistir a clase y de compañeros que impiden que se descubra su secreto. En las Españas, desde 1547 es además necesario acreditar limpieza de sangre para acceder a la Universidad.

Es el estudiante, generalmente, mal considerado. Rodeado de otros jóvenes, alejado muchas veces de la presencia paterna, no es raro que se dedique a juegos, bebidas, rondas, fiestas y jolgorios diurnos o nocturnos, tanto o más que a los libros. Algunas de sus gamberradas habituales no agradan demasiado a las autoridades, como ciertas celebraciones escandalosas que se llevan a cabo en días de festividad religiosa. Además, los alumnos mayores gastan a los recién llegados novatadas a veces siniestras (que pasan por cobrarles un "canon", además de las violencias que puedan cometer contra ellos). Al estar como los profesores bajo la jurisdicción eclesiástica, en muchas ocasiones la ley de la ciudad no les alcanza y salen más o menos con bien de situaciones que otros pagarían más caro.

Pese a todo esto, la vida del estudiante no está basada en juergas ni tropelías. Aunque su presencia en tabernas y lugares de mala nota es ineludible, a veces hay buena razón para ella, pues al no trabajar los estudiantes dependen de la paga que sus padres o tutores les envíen (que muy bien puede ser insuficiente) y muy probablemente se ganen unas monedas tañendo la viola o el laúd en aquellos lugares, asi como cantando o recitando sus propias composiciones. Parte de ese dinero se irá en vino, pero otra lo hará en las costas de sus estudios y en los caros materiales necesarios (libros, servicio de escritura y muchas veces instrumentos médicos o de medición). Además, conforme se van titulando los alumnos están obligados a celebrar ciertas fiestas y banquetes para sus compañeros y profesores. Los más humildes no pueden permitírselo, desde luego, y es por ello que los estudiantes suelen provenir de la nobleza o la burguesía. Sin embargo, para un muchacho pobre existe la posibilidad de acompañar como criado a otro que se lo pueda permitir, y así, entre servir a su amo e ir a clase con él, puede estudiar también y llegar a licenciarse...

Estábamos en pie a las cuatro de la mañana, y después de haber rezado una oración, íbamos a clase a las cinco con nuestros libros bajo el brazo, y nuestras escribanías y candelas en la mano. Sin interrupción, teníamos clases hasta las diez. Después de emplear media hora en corregir nuestros apuntes, comíamos. Luego leíamos como diversión fragmentos de Sófocles, Aristóteles y Eurípides, y algunas veces de Demóstenes, Cicerón, Virgilio y Horacio. A la una, a clase, a las cinco, a casa, a repasar nuestras notas y fijar de nuevo nuestra atención en los pasajes citados en clase. Ello nos ocupaba hasta pasadas las seis. Luego cenábamos y leíamos griego o latín.
Enrique de Mesmes, estudiante de Toulouse, en una carta de 1545.

No sólo la jornada estudiantil puede llegar a ser muy dura, sino que la implicación de los estudiantes en la vida universitaria es total: Son ellos quienes eligen al rector y los decanos, y quienes obligan a los profesores a la puntualidad, la asistencia y al nivel educativo que les exijan. Un profesor puede llegar al éxito profesional si consigue convertir a sus alumnos en verdaderos discípulos o o al fracaso si pierde su respeto. Además, cuando la polémica llega a su punto álgido es posible que los profesores lleguen incluso a las manos y, por supuesto, sus alumnos con ellos...

Los estudios pueden alargarse durante muchos años, y no todos los estudiantes que los comienzan llegan a terminarlos, ante la necesidad de trabajar o de volver a sus casas. Se empiezan a una edad temprana y entre superar todos los cursos y realizar algún viaje de estudios pueden transcurrir sus buenos diez años. El menor título que se obtiene es el de bachiller (del latín artium baccalaureus, "coronado con laurel en artes") al superarse los primeros estudios, tras lo cual puede pasarse a cursar medicina, derecho o teología. Ésta última es la más prestigiosa de las tres. Si se supera cualquiera de estos estudios se obtiene el título de licenciado (es decir, con licencia para dar clases) y puede comenzarse a estudiar el doctorado, el escalafón académico más alto.

Lugares de estudio hacia 1500-1550.
A ellos pueden dirigirse los personajes académicos a recibir o impartir clases, o de ellos pueden venir cuando comience la historia.

  • Universidades europeas, ordenadas por países y fecha de fundación.
• En Escandinavia.
Uppsala (Suecia, 1477) y Copenhague (Dinamarca, 1479).

• En Escocia.
Saint Andrews (1413), Glasgow (1451) y el King's College de Aberdeen (1495).

• En las Españas.
Salamanca (1218), Valladolid (1250), Lleida (1300), Barcelona (1450), Santiago de Compostela (1495), Alcalá (1499), Valencia (1499), Sevilla (1505) y Zaragoza (1542).

• En Flandes.
Lovaina (1425) y Douai (1559) .

• En Francia.
París (1150, la Sorbona desde 1257), Toulouse (1229), Montpellier (1289), Aviñón (1303), Orléans (1306), Cahors (1332), Angers (1337), Grenoble (1339), Perpiñán (1349), Poitiers (1431), Caen (1432), Burdeos (1441) y Nantes (1460).

• En Inglaterra.
Oxford (1167) y Cambridge (1209).

• En las Italias.
Bolonia (1088), Padua (1222), Nápoles (1224), Siena (1240), La Sapienza de Roma (1303), Perugia (1308), Treviso (1318), Pisa (1343), Florencia (1348), Pavía (1361), Ferrara (1391), Zadar (en la Croacia veneciana, 1396), Fermo (1398), Turín (1404), Catania (1434) y Génova (1481).

• En Polonia.
Cracovia (1364).

• En Portugal.
Coimbra (1290) y Évora (1559).

• En el Sacro Imperio.
Universidad Karlova de Praga (1348), Viena (1365), Heidelberg (1386), Colonia (1388), Érfurt (1392), Würzburg (1402), Leipzig (1409), Rostock (1419), Greifswald (1456), Friburgo (1457), Universidad Istropolitana de Pressburg (Reino de Hungría, 1465), Ingolstadt (1472), Universidad Eberhardina de Tübingen (1476), Wittenberg (1502) y la Philipps-Universität de Marburg (la primera aparecida como universidad protestante, 1527).

• En la Confederación Suiza.
Basilea (Suiza, 1460) y Ginebra (Suiza, 1559).

  • Universidades en el Nuevo Mundo.
Santo Tomás de Aquino de Santo Domingo (1535), México (1531), San Marcos de Lima (1535).

  • Otras escuelas de importancia (universitarias o no).
• Abadía de Clocmacnoise, Escocia (antes del año 800). Hasta la Disolución de los Monasterios por Enrique VIII fue una famosa escuela de teología.
Scuola Medica Salernitana (antes del año 900). En Salerno se halla esta prestigiosa escuela médica.
• Academia Pontaniana (1443). Fundada en Nápoles para enseñar y debatir temas de conocimiento y letras por el sabio Antonio Beccadelli "el Panormita", lugar de encuentro de estudiosos y poetas. El virrey Pedro Álvarez de Toledo la disuelve en 1542, por tener en ella un foco de disensión contra su gobierno.
• Academia de Florencia (1450) y de Roma (1452). Academias que tienen como modelo la de Platón, fundadas por Georgios Gemistos "Pletón" y Basilio Bessarión, respectivamente, ambos sabios bizantinos de enseñanzas humanistas. La polémica que tuvo lugar sobre todo en el siglo XV entre los florentinos (neoplatónicos) y los romanos (más eclécticos en sus ideas) perdura aún de alguna manera entre sus discípulos.
• Academia de Griego de Manuzio (1490). Alrededor de la imprenta de Aldo Manuzio, en Venecia, era tal el grupo de traductores y expertos en el griego clásico y tan habitual la presencia de estudiosos interesados en ese idioma que pronto se fundó una academia dedicada a su enseñanza. Ha funcionado durante años, y algunos conocidos sabios de las más diversas procedencias pasaron por allí durante sus estudios.

  • Universidades desaparecidas.
• Universidad de Módena (1175). Desaparecida como tal en 1338, fue sustituida por un más humilde studium mutinensis que, divididas sus aulas entre Módena y Reggio Emilia y con bastantes problemas económicos, aún perdura.
• Universidad de Palencia (1214). Fundada como studium generale en 1180, antes de 1300 ya había desaparecido, quedando un edificio que, tras varias reformas, se usa como escuela superior, pero no como Universidad.
• Universidad de Moštre (1175) y Universidad de Pécs (1376). La primera se disolvió al caer el Reino de Bosnia en manos de los turcos otomanos en el siglo XV, la segunda cuando la conquista alcanzó a la mayor parte de Hungría en 1526.

  • Madrasas (escuelas islámicas) famosas.
Al-Qarawiyyin, en Fez (858), Al-Azhar, en El Cairo (970), Iznik, en Nicea (1338), Madrasa de Estambul (fundada para servir de continuidad al Pandidakterion bizantino, 1453).