martes, 16 de marzo de 2010

Sobre la esgrima (03): Armas de esgrima.


Esta entrada amplía esta otra con algo más de información.

Cimitarra (Espada moruna). Esta es la espada más típica de los sarracenos, y como tal es difícil encontrarla en occidente si no es en manos de berberiscos o de las tropas del Turco. Ni siquiera era verdaderamente común entre los moros del viejo Reino de Granada, que, al igual que los del Reino de Fez, solían llevar espadas rectas, de dos filos.

Se maneja con una mano. Daño: +3. No puede dar estocadas.
Reglas especiales: Alguien entrenado específicamente en el manejo de esta arma, podrá hacer con ella todas las Técnicas de Esgrima. Sin embargo, ese tipo de lucha se desconoce en Europa. En manos de un occidental, se podrá utilizar como un alfanje.

Baselard. En alemán llamada Schweizerdolch, "daga suiza", es más bien una espada corta que llevan los mercenarios suizos, similar al Katzbalger de los alemanes. La principal diferencia entre ambas es que el baselard tiene una pequeña cruz en forma de media luna, sin guardas.
Las más viejas son también las más pequeñas (Unos 40 centímetros) y se pueden considerar dagas, mientras que las más recientes son demasiado grandes para un simple puñal (Alcanzan los 70 centímetros).

En términos de juego, se considera simplemente una espada de lansquenete sin guardas.