miércoles, 21 de abril de 2010

Receta del gato asado.

Receta del gato asado.
El gato que esté gordo tomarás, y degollarlo has, y después de muerto cortarle la cabeza, y echarla a mal porque no es para comer, que se dice que comiendo de los sesos podría perder el seso y el juicio el que comiese.
Después desollarlo muy limpiamente, y abrirlo y limpiarlo bien, y después envolverlo en un trapo de lino limpio y soterrarlo debajo de tierra donde ha de estar un día y una noche, y después sacarlo de allí y ponerlo a asar en un asador, y asarlo al fuego, y comenzándose a asar, untarlo con buen ajo y aceite, y en acabándolo de untar, azotarlo bien con una verdasca, y esto se ha de hacer hasta que esté bien asado, untándolo y azotándolo, y cuando esté asado cortarlo como si fuese conejo o cabrito y ponerlo en un plato grande, y tomar del ajo y aceite desatado un buen caldo de manera que sea bien ralo, y échalo sobre el gato y puedes comer de él porque es buena vianda.
Ruperto de Nola, "Llibre de Coch", escrito antes de 1491, primera edición impresa en 1520, en Barcelona.

Y no, no me he vuelto loco, simplemente es que estoy a la busca de materiales para terminar una entrada sobre viandas y platos, y he encontrado esto...

Editado el 27 de Abril: Aquí tenéis la entrada anunciada. Veamos si ahí consigo presentaros algún plato más agradable que este...