jueves, 15 de abril de 2010

Armaduras y protecciones (02).

Segunda parte de la descripción de las armaduras y protecciones del Renacimiento. En esta ocasión, menciono armaduras algo más inusuales además de otras protecciones.

• Armaduras.
Armadura de cota de malla. Esta armadura está compuesta por una malla metálica. La mejora en la producción de protecciones de cuero, más ligeras (las de malla pueden pesar entre 14 y 20 kilos) y el uso de las corazas ha dejado anticuadas este tipo de armaduras. Se hallan pues en desuso en Europa, salvo como parte de una armadura de tres cuartos o dedicadas a cubrir solo alguna parte del cuerpo, como el cuello. Sólo se les sigue dando uso habitual en algunos países orientales y entre los turcos, que suelen rechazar la coraza, ya que dado el clima de sus países, prefieren protecciones más ligeras.

Un problema principal de la cota de malla es que con el tiempo se han desarrollado bastantes armas específicas para enfrentarse a ella. El estoque, la daga "perce-maille" y la alabarda llamada spetum, e incluso una flecha disparada por un arco largo a corta distancia, tienen facilidad para atravesar la cota de malla (las reglas del estoque se explican en esta entrada).

Protección: +2. Llevarla da un modificador de +2 a la Dificultad de las Tiradas de Nadar y Acrobacias y un +1 a las de Trepar. Además, reduce la velocidad de movimiento en aproximadamente un cuarto (3,5 metros por turno de combate andando, 9 metros corriendo).

Armadura de cota de malla pesada. Algunas cotas de malla, reforzadas y bastante más resistentes que las que hoy pueden encontrarse en occidente, aparecen entre los otomanos no muy usualmente, sobre todo entre los Spahis turcos, algo así como los caballeros feudales del Sultán.

Esta armadura se considera tan resistente como la de tres cuartos (Protección: +3) pero tiene todos los defectos de la cota de mallas normal. Además, es inencontrable salvo, naturalmente, en los campos de batalla...

Una armadura de jinete otomano, hacia 1550.

• Escudos.
Rodela. La rodela es un escudo redondo y algo convexo tamaño no muy grande, más de 50 centímetros de diámetro y menos de 70, con un peso de alrededor de 4 kilos, construido absolutamente de metal y con solo un asa, puesto que no se sujeta al brazo, sino que simplemente se sujeta con la mano. Si es de madera, con un borde de metal, se llama broquel. Este es el escudo que da nombre a los rodeleros, soldados armados de espada y rodela, propios de los ejércitos españoles. Las rodelas más lujosas están recubiertas de cuero repujado o incluso de terciopelo, o su superficie estará labrada con imágenes.

Modificador de -1 a la tirada de la Habilidad de Combate Cuerpo a Cuerpo del enemigo para alcanzar al portador de la rodela. No presta ningún modificador contra armas de proyectiles.

Una rodela conservada en el Museo Lázaro Galdiano, Madrid.

Escudo (de caballería o adarga). El escudo de caballería es el utilizado por la nobiliar caballería pesada de origen medieval. Es grande y pesado y necesita varias correas en la parte de atrás para que el portador lo embrace. Los nobles cada vez lo utilizan menos, y las formaciones de infantería lo encontrarían engorroso. La adarga por su parte es incluso más inusual, un vestigio de la Edad Media árabe de las Españas. Es bastante grande y ligera, realizada en cuero endurecido y a veces adornada con borlas en la parte delantera, con una forma simétrica que recuerda a unas alas de mariposa ovaladas. No es usado por fuerzas cristianas salvo en ciertas unidades de caballería ligera de la Guardia de Castilla, pero es apropiadísimo para los soldados que se encuentran conquistando el Nuevo Mundo, para defenderles de las flechas, a veces envenenadas, de los indígenas.

Modificador de -1 a la tirada de la Habilidad de Combate Cuerpo a Cuerpo, de Arco o de Ballesta del enemigo para alcanzar al portador y de -2 si se trata de un arma de proyectiles que no sea de fuego. En el caso de las armas de fuego, el modificador es de -1, no obstante, a quemarropa es inútil, pues la bala puede atravesarlo.

• Otras protecciones.
Barda de caballo. La barda de caballo es una armadura preparada especialmente para este animal, propia de la caballería pesada y como tal de origen medieval. La palabra "barda" define en realidad una parte de esta armadura, que cubre la grupa. La testera, por su parte, protege la cabeza, la capizana el cuello, el petral o pechera el pecho, y las flanqueras los costados. El arzón es una parte de la armadura que se une a la silla, y que sirve en realidad para proteger los genitales del jinete de golpes de enemigos innobles. Estas armaduras de caballo suelen ser de metal, considerablemente pesadas y caras y estar artísticamente decoradas. De hecho, igual que muchas lujosas armaduras que no se realizan para la guerra sino para paradas y torneos, lo mismo puede decirse de las bardas de caballo.


Es posible también encontrar bardas especiales para perros "de guerra" como mastines, encargadas especialmente por sus señores.

Barda ligera: Protección +2.
Barda pesada (Metálica): Protección +3. Además, la barda pesada hace perder al caballo aproximadamente un tercio de su capacidad de movimiento (En el caso del caballo de guerra, 6,5 metros por turno de combate andando, 23,5 metros corriendo).

(He sido incapaz de encontrar los nombres de los autores de las dos últimas ilustraciones.)